Es la cofundadora de Komvida; una innovadora empresa de kombucha que, desde Fregenal de la Sierra (Extremadura) se ha convertido en la empresa líder de la categoría en España. Así, en menos de dos años ha desarrollado junto a su socia Nuria y un equipo formado en un 90% por mujeres, la categoría en España prácticamente desde cero y la marca de referencia que ya está presente en más de 2.000 puntos de venta, entre los que destacan El Corte Inglés, Starbucks o Carrefour.

Aventurera incansable (dio la vuelta al mundo sola), se mueve con facilidad en tiempos de cambio, siempre teniendo como prioridad el enriquecimiento personal y los hábitos de vida saludable. Es una creyente del emprendimiento como forma de vida. Ha sido elegida por el Aspen Institute de España como una de los 30 jóvenes más influyentes por debajo de los 30 años.

Como conferenciante, comparte sus experiencias para llegar a la conclusión de que, fundamentalmente, el mundo está lleno de buenas personas. Gracias a lo aprendido en su viaje y en su proyecto de emprendimiento, Beatriz anima y empodera a su audiencia a comenzar aquellos proyectos que aún no se han atrevido a empezar: “el momento perfecto no existe, así que deja de esperarlo para tomar las riendas”.

Komvida comenzó a gestarse en el viaje alrededor del mundo que, durante un año, Beatriz narró en su blog Millennial On the Road. Durante ese tiempo, dejó atrás un trabajo estable para apostar por sí misma, lo que la hizo profundizar en hábitos como el yoga, la meditación o el veganismo. Por ello, Komvida es una extensión de su filosofía de vida: la kombucha es una bebida probiótica con numerosos beneficios para la salud y elaborada con productos orgánicos de la mejor calidad. Desde su innovadora fábrica en Extremadura -única en su categoría en Europa, cuenta con certificación IFS el más alto estándar de calidad y seguridad alimentaria. Ha sido premiada por la Confederación Regional Empresarial Extremeña de AJE, que la ha reconocido con el Premio Mujer Emprendedora y el Premio Joven Empresario Junior.

Antes de comenzar estos proyectos que cambiaron la dirección de su vida, Beatriz estudió Traducción e Interpretación y trabajó en este campo en Estados Unidos, Alemania y España.