Tweets by CongresoMB

El tráfico de marfil destinado a muebles, adornos y pócimas absurdas que prometen la curación de una enfermedad perfectamente tratable por la medicina actual, entre otros fines no menos absurdos, están matando a los pocos elefantes y rinocerontes que quedan en el planeta. La pobreza extrema que sufre la población de la zona también es un importante acicate que impulsa este proceso de extinción, en el que se captura o mata un promedio de tres rinocerontes diarios y hasta cuatro elefantes por hora.

El tráfico de colmillos elimina a 30.000 elefantes anualmente; el de cuerno de rinoceronte mató a 1.000 ejemplares en 2017, en Sudáfrica.

Los países más activos en esta extinción son Tailandia, uno de los mayores mercados de marfil no regulados del mundo, Nigeria y la República del Congo.

Recientemente ha desaparecido el último rinoceronte blanco macho del norte de África, Sudán, y sólo hay dos hembras de esta subespecie. Ahora sólo queda la inseminación con semen procedente de rinocerontes blancos del sur, algo que no se ha intentado antes con esta especie.

Lucha contra la pobreza

La empresa www.groupelephant.com tiene un enfoque nada convencional. Es un grupo de compañías, organizaciones sin fines de lucro y organizaciones de inversión de impacto que son propiedad de los empleados y tienen una fuerte presencia global.

Se trata de un modelo multi-zonal operativo que comprende fines de lucro, zonas de inversión sin fines de lucro y zonas de inversión de impacto. Una de las áreas principales de interés es preservar la vida y zonas habitables para los rinocerontes y elefantes de Sudáfrica, impulsando el empleo y la riqueza en zonas rurales cuya única salida para sobrevivir es la caza furtiva. Estos habitantes son captados por las mafias que comercian con cuernos de rinoceronte y colmillos de elefantes. La pobreza se encuentra entre las dos principales causas de la extinción y, unida al comercio chino y de otros países asiáticos, está acabando con estos gigantes de la naturaleza.

Para orquestar todo un sistema de vigilancia, proteger a los elefantes y rinocerontes y eliminar la pobreza en la zona, la empresa creó la organización no gubernamental Elephants, Rhinos & People (ERP, www.erp.ngo) con el objetivo de fortalecer a las comunidades rurales de Sudáfrica. Su método P.E.A.C.E. abarca la Planificación, Educación, Agricultura, Cooperativas y Entorno medioambiental.

Además, ERP también reubica elefantes, cuenta con una unidad de respuesta de emergencia veterinaria y diseña y ejecuta campañas y programas de alivio de la sequía, entre otras iniciativas.

Tecnología para proteger y preservar

Su actividad más llamativa, por la tecnología que la soporta y su eficacia, es la utilización de drones para vigilar a los animales en la reserva de Dinokeng, que ocupa 18.210 hectáreas. Contar con vigilantes para la zona no sería práctico ni viable económicamente. Además, se trata de una zona adyacente a núcleos habitados, del norte de Pretoria, donde los animales se exponen a amenazas.

Por ello, la organización ha apostado por la utilización de drones para vigilar a los elefantes. Estos grandes animales se mueven rápidamente y con pasos largos, por lo que controlarlos es difícil. Los elefantes y rinocerontes llevan un collar GPS para monitorizarlos. Cuando el dron los detecta en situaciones comprometidas, como encontrarse cerca del límite de la reserva, el operador puede enviar guardas o un helicóptero para desviarlos hacia el interior de la zona protegida.

ERP utiliza tecnología avanzada para preservar a los elefantes y rinocerontes que supone el análisis de grandes volúmenes de datos para saber dónde se encuentran y enviar protección. SAP y EPI-USE, que forma parte de www.groupelephant.com, han desarrollado un sistema que recoge, organiza, almacena y recupera la información.

Los datos obtenidos por los drones se combinan con los obtenidos por los GPS de los collares, se transmiten a la nube, se analizan con SAP HANA en tiempo real y se envían a los guardas del parque a través de una aplicación móvil.

Gracias a él es posible, además de estas labores de vigilancia y protección, efectuar análisis predictivo para localizar donde se producirá la caza furtiva. Utilizan los datos, que almacenan en su base, para utilizar los drones de forma más eficaz y enviarlos a las zonas donde existe más probabilidad de que haya cazadores furtivos. Si eso sucede, se envía a los guardas a detenerlos.

De esta forma, ERP ha convertido Big Data en un arma para luchar contra la caza furtiva, mientras colaboran con las personas en situación de pobreza ofreciéndoles nuevas formas de ganarse la vida y alejarse de las organizaciones criminales que están acabando con los elefantes y rinocerontes.

Fuente: SAP Business One

8,893

4,706

6,300

33,897

367,980